Receta: Piruletas de queso de cabra malagueña con perejil gelificado

Por fin llegó el buen tiempo y con él, las cenas en terrazas y jardines, en pareja, con amigos o familiares. Cenas informales y distendidas donde lo mejor, y lo más cómodo es, sin duda, una selección de aperitivos fríos que permitan disfrutar a todos por igual, liberando así a los anfitriones del fastidio que supone estar siempre pendientes de los fogones. Los quesos de cabra de La Cañada del Capitán serán siempre tus grandes aliados en este tipo de situaciones y es que con ellos, además de preparar fabulosas tablas variadas, se pueden elaborar deliciosos aperitivos que te harán quedar de maravilla con tus invitados y, sobre todo, disfrutar muchísimo mientras los degustas. Un buen ejemplo de ello son estas piruletas de queso de cabra malagueña con perejil gelificado. Una receta del gran Juan Mari Arzak que hemos extraído de Hogarmanía para darle nuestro toque e invitarte a prepararla.

¿Vamos allá?

Ingredientes (para 6 personas):

Preparación:

  • Cortar el queso en rectángulos más o menos gruesos y clavar cada taco de queso en un palito de pinchito.
  • Licuar el perejil y completar dicha cantidad del licuado rebajándolo con agua hasta que se obtengan unos 200 gramos de materia líquida.
  • Añadir el polvo de Kappa o la gelatina alimentaria al líquido resultante y batirlo, hirviéndolo después.
  • Dejar reposar 5 minutos.
  • Bañar las piruletas rectangulares de queso de cabra en el licuado gelificado de perejil. Se gelatinizará rápidamente.
  • Presentar de pie, sobre una esponja, pinchando en ella los palillos.

 

 

 

Sin Comentarios

Publica un comentario